COMUNICADO DEL COPCYL EN EL DÍA MUNDIAL DE LA SALUD MENTAL

COMUNICADO DEL COPCYL EN EL DÍA MUNDIAL DE LA SALUD MENTAL

Con motivo de la celebración del Día Mundial de la Salud Mental, desde el COPCYL queremos, en primer lugar, reconocer y dar visibilidad a la excelente labor de los profesionales de la Psicología que dedican su carrera a mejorar el bienestar y calidad de vida de las personas que padecen trastornos mentales. Consideramos también que esta efeméride puede y debe aprovecharse para realizar ciertas reivindicaciones que pasamos a enumerar.

En primer lugar, que la administración pública reconozca y garantice el derecho de los ciudadanos a recibir atención psicológica desde el sistema público de salud siempre que lo necesiten. Actualmente, solo los casos más graves son derivados al especialista y el resto se abordan a través de la prescripción de psicofármacos por los servicios de Atención Primaria. Sin embargo, las conclusiones de los recientes estudios PsicAP y MAPSI demuestran que la implantación de profesionales de la Psicología en Atención Primaria tendría grandes beneficios a la hora de tratar casos comunes de ansiedad y depresión. Además, esta medida serviría no solo para aliviar en parte unos servicios médicos en la actualidad sobrecargados sino que supondría una disminución en el número de bajas laborales, ahorrar en prescripción de medicamentos, evitar la cronificación de los trastornos, aumentar la adhesión al tratamiento y en definitiva mejorar la calidad de vida de los pacientes.

Aunque varios parlamentos autonómicos de nuestro país ya han aprobado esta medida e incluso están contratando profesionales, en Castilla y León la iniciativa sigue pendiente de debate.

En segundo lugar, lamentamos públicamente que, un año más, los aspirantes a PIR sean los profesionales sanitarios más desfavorecidos a la hora de obtener una plaza para realizar su periodo de residencia en la sanidad pública. Aunque los 4.103 psicólogos candidatos de este año representen el tercer colectivo más numeroso en presentarse a estas pruebas tras médicos y enfermeros, el número de plazas ofertadas es de tan sólo 128 para todo el país y de cuatro para Castilla y León (una en Palencia, otra en León y dos en Zamora). Esto supone que cada aspirante compita con otros 31 para hacerse con una de ellas.

Por último, insistimos en que el escaso número de profesionales de la Psicología dentro del Sistema Público de Salud (SNS) resulta insuficiente para atender la demanda actual en una sociedad en la que los trastornos mentales cada vez son más prevalentes. Según datos del Consejo General de Psicología, en el SNS hay 4’3 psicólogos por cada 100.000 habitantes, cuatro veces menos que en la Unión Europea. Aparte de la mejora asistencial, incorporar a los 25.000 profesionales que harían falta para igualar ese ratio generaría al Estado un ahorro de 22.000 millones de euros derivado de la disminución de la prescripción masiva de psicofármacos.